Chuchú
Carlos Sánchez Torrealba

Textos
Rodolfo Izaguirre
Carlos Sánchez Torrealba

Iluminación
Rhazil Izaguirre

Vestuario
Rosa Muñoz
Centro de Creación Artística TET

Fotografía
Jesús Sosa

Producción
Arteascopio A.C.
Centro de Creación Artística TET

En Alianza con
Alcaldía de Sucre
Fundación José Ángel Lamas
Teatro de Petare
César Rengifo

  Todo se cae. Y si no se cae, lo tumban… ¡Fuego, fuego, fuego, fuego! Agua, viento, aire… ¡Tierra! No hay que buscar una lógica o una sucesión lógica que no existe en las cosas, decía Artaud y contaba que hubo un vampiro que enterró a treinta y dos  mujeres en treinta y dos ataúdes igualitos en el fondo de un pozo… ¿De qué era que estábamos hablando? ¡Ah! La mar, el mar… ¿Cómo se dice el mar o la mar?... Ahora soy el hombre invisible y he descubierto algo asombroso: ¡¡El hombre sin cabeza es de aquí!! ¡¡Vive aquí y no se ha mudado!!

Quien va diciendo es Don Jesús Izquierdo, antiguo proyeccionista de cine, heredero de contrabandistas, quien ahora negocia con el tiempo para que el alzhéimer no le robe. Chuchú cuenta y va cantando escenas de películas sin saber que su voz sea buena o no. Le va saliendo para que no caigan más culpas sobre las pena.

Hay escritores para quienes la trama es el lenguaje. Palabra en sí, gramática vuelta diamante de luz fantástica pero perpleja. Diamante atado a su anillo de reflexión. Para otros, suerte de batalla que se despliega colosal entre las páginas. Temo no equivocarme cuando pienso que Rodolfo Izaguirre pertenece a una generación de prosistas para quienes la trama es una página bien escrita… En nuestro país, este que nos tiene pero no nos sostiene en todo momento, de gritos, de insultos y cajas destempladas, el humor es como el susurro de una seda de alta costura. Cortesía de la Historia, ingeniosa música de cámara para que no duela tanto ese último oído que se guarece en nuestra alma. Caso extraño entre nuestros escritores, la prosa de Izaguirre está definida por matiz de sonriente tolerancia y chiste que hace algo más lacónico el infortunio inmediato
Elisa Lerner
______________________________________________________________

Creo en el humor y me parece que a través del ingenio y la picardía del lenguaje, el discurso político puede ser más eficaz… En cualquier caso, siempre diré que respetaré a un intelectual venezolano y lo consideraré como tal cuando me diga que en su formación personal están Rimbaud, el surrealismo, Freud, los preclásicos, Arnold Schoenberg, Muñequita de Squire de Luis Alcaraz, las guarachas de Billo Frómeta, la salsa mayor, las pendejadas que hablan las tías y mucho humo y nocturnidad envolviendo las canciones de Agustín Lara. ¡Todo al mismo tiempo!... Porque para luego no hay. ¡Porque el futuro ya está aquí, lo tenemos atrás y nos empuja con sus maravillas!
Rodolfo Izaguirre
______________________________________________________________


¡Entre las bocas de El Dragón y de la Serpiente! Un gabinete, un gabinete abierto, un retablo como de oro, con filo de oro teatral para llevarlo a escena en un monólogo que se exprese en venezolano, que nos hable sobre el pasado, el presente y el por-venir; alegrías y penas, pesares y quitapesares. En las Coplas por la Muerte de su Padre, Jorge Manrique escribió: Todo tiempo pasado fue mejor. Yo me quedo con lo que dijo un poeta nuestro, carupanero, llamado Enrique Lafontaine: Todo tiempo futuro, ¡más mejor!
Carlos Sánchez Torrealba